21/3/17

Javier Bezares, portavoz adjunto de UPyD: “Es a través del trato más cercano con la gente desde donde podemos resurgir”

Con tan solo 24 años, Javier Bezares es probablemente el portavoz político adjunto más joven de España. Natural de Quart de Poblet (Valencia) y licenciado en interpretación musical, en sus tres años como afiliado ha sido candidato a la alcaldía de su localidad y responsable de redes sociales a nivel nacional. Ahora, tras ser elegido nº2 de la formación magenta, se enfrenta a un nuevo reto: resucitar un partido que muchos dan por muerto.




Cuando te afiliaste al partido, ¿te imaginabas que con 24 años estarías entre los hombres de confianza del candidato?
La verdad es que no. Cuando me afilié no esperaba esto, desde luego. Yo me afilié en 2014, antes de las elecciones europeas, y la verdad es que no tenía ninguna aspiración personal de llegar a la dirección. Pero las circunstancias vienen así.

¿De dónde nace tu vocación política?
Yo me afilié a UPyD porque quería cambiar las cosas. Yo empecé haciendo política local porque quería mejorar la vida de la gente. Me iban llegando propuestas porque me escribían vecinos. Luego me fui interesando por la política a nivel nacional.

¿Es UPyD modelo de política a partir de representantes que no son puramente políticos de carrera?
Nosotros no somos casi nadie políticos de carrera, por así decirlo. Nos mueve la inquietud y las ganas de cambiar las cosas. Eso es nueva política también.

Fernando Tellado, exconcejal de UPyD en Villalba, dijo que “UPyD ha abierto la mayoría de los debates importantes de este país en los últimos años, pero nunca se supo comunicarlo bien a los grandes medios”. ¿Crees que la ciudadanía hoy tiene constancia de que fue UPyD quien abrió una tercera vía política en España?
Yo creo que no. Estoy totalmente de acuerdo con esa frase. De hecho, nosotros iniciamos los debates acerca de la reforma electoral, la justicia independiente… En fin, todos los debates que ahora han asumido todos los partidos ya los planteamos nosotros. Sí que es verdad que hubo un fallo de comunicación. Estábamos muy centrados en hacer propuestas en el Congreso, pero no supimos venderlo a la gente. Ahí hay un gran problema, y estamos intentando solucionarlo. Pero es bastante complicado cuando te dan la espalda muchos medios de comunicación.

¿La fuga de Toni Cantó es una buena metáfora para entender qué le ha pasado a UPyD respecto a sus principales caras y su transvase de votantes?
Podría ser una buena metáfora. Fue la ruptura total del partido. Empezó Toni Cantó, se fue Irene Lozano; en enero del año pasado, Rosa Díez, que fue fundadora… En fin, nos hemos quedado los afiliados y la gente de base apoyando el partido, y aunque se marchó toda esta gente que lo impulsó, decidimos seguir adelante.

El exportavoz del partido, Gorka Maneiro, publicó hace tan solo unos días un artículo en Diario 16 titulado “La unión hace la fuerza”, donde menciona a Albert Rivera. ¿Aún quedan posibilidades de que UPyD se fusione con Ciudadanos en algo parecido a lo que es ahora el grupo parlamentario de Unidos Podemos?
Yo creo que no. Pienso que ya ha quedado demostrado que no somos lo mismo ni tenemos nada que ver, ni las mismas aspiraciones. Solo hay que ver cómo actúan unos y cómo actuamos nosotros. Ciudadanos llegó intentando reformar la política, pero eso no era el cambio. Al fin y al cabo te das cuenta de que están haciendo lo mismo que los viejos partidos, pero con un logo nuevo. Escuché decir, creo que a un afiliado socialista, que Ciudadanos era algo así como las Nuevas Generaciones del PP, pero con una marca diferente. Al final hemos visto eso: la fuga de afiliados que está teniendo en la Comunidad Valenciana, el cambio de ideología que salió del congreso hacia el liberalismo… Todas esas cosas nos diferencian de ellos. ¿Qué algún día tomen el relevo otras personas y decidan? Eso nunca se sabe, desde luego.

En los últimos meses se han producido grandes congresos políticos. Después de que el PP haya consolidado el inmovilismo a través de un Mariano eterno, después de que Podemos haya confirmado su tendencia más radical, y después de que Ciudadanos haya virado hacia el conservadurismo, ¿es un buen momento para que UPyD encuentre de nuevo su hueco?
(Muy convencido) Exacto, sí. Los que se fueron del partido dijeron que no quedaba espacio político para nosotros, pero claro está que sigue habiendo un espacio progresista, de gente que cree en el progreso de la sociedad, independientemente de que las propuestas vengan de la izquierda o de la derecha. Esas etiquetas están un poco desfasadas.

“Yo denuncié a Pujol”, “Yo denuncié a Bankia”… Y “yo denuncié a Eurovisión”. ¿Molesta que a UPyD actualmente solo se le tome en serio con temas no tan profundos como anteriormente?
Es triste que solo se haga eco de las noticias más rocambolescas. Nosotros enviamos una nota de prensa diaria con los temas de actualidad y el posicionamiento del partido. Es molesto que solo se hable de una cosa tan concreta como lo de Eurovisión. Pero bueno, volvimos a marcar la agenda, porque al día siguiente obligamos a posicionarse al PSOE, Unidos Podemos, hasta al PP… Es algo que hemos defendido siempre: la independencia de Televisión Española.

¿Es UPyD, a día de hoy, el único partido que busca saber la verdad en casos como el 11M?
Yo creo que sí. Si no, no estaría en UPyD. Ayer en Valencia fuimos a una concentración (se refiere a la organizada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo en el XIII Aniversario del 11M), y el partido que asistió con más afiliados fue UPyD. Los demás, enviaron algún concejal. Nosotros, aún sin tener representación en el Ayuntamiento, estábamos ahí. UPyD nació en cierto modo para eso, para saber la verdad sobre ETA, para que no quede impune ningún atentado terrorista. Y ahí seguimos.

Actualmente, con 130 concejales, unas pocas alcaldías, entre las que destaca Novelda, con 26.000 habitantes, y una eurodiputada, Maite Pagazartaundúa, que no sabe si renovará el cargo, ¿el retorno de UPyD debe gestarse desde la acción local?
Sí, totalmente. En los ayuntamientos donde estamos, los vecinos están contentísimos con la labor de UPyD. Nos felicitan, y esa es la mejor garantía de que seguimos vivos y seguimos haciendo política. Yo creo que es a través del trato más cercano con la gente desde donde podemos resurgir. Esto te lo adelanto en exclusiva: en unos meses vamos a presentar nuestro proyecto de cara a las municipales de 2019. Vamos a presentar la estrategia para mantener y aumentar nuestros concejales.

Para la acción local, por tanto, será necesario que vuestro compromiso con los más pequeños colectivos siga activo.
La relación con la sociedad civil es fundamental. Apoyar a colectivos como las víctimas del terrorismo, los grupos LGTB o los pensionistas sigue siendo un compromiso intacto, y eso nos lo agradecen. Es otra muestra de que seguimos ahí, y de que otros, mientras cobran sus sueldo al llegar a su sillón, dejan de preocuparse por la gente. Nosotros, estando fuera de las instituciones o dentro, seguimos trabajando por la gente.

Cristiano Brown, nuevo líder de UPyD, ha reconocido que las redes sociales van a ser cruciales en su etapa como cabeza de la formación. ¿Qué importancia tiene la difusión de UPyD a través de las redes?
Es fundamental. Los medios de comunicación nos han excluido prácticamente de todos los debates, incluso cuando teníamos representación en el Congreso, hasta diciembre de 2015. Ya en ese momento tenían más presencia en los medios Ciudadanos y Podemos que nosotros. La única manera que tenemos de llegar a la gente es a través de las redes sociales, nos ha tocado potenciarlo y explorar nuevas vías.

¿Cuántos aspectos de los que hoy presume un “partido de la gente” como es Podemos inició y promulgó UPyD?
Yo te diría que casi todos. Cuando dicen “somos el partido de la gente”, yo me pregunto “bueno, ¿y nosotros qué éramos? ¿El partido de los extraterrestres?”. Ellos piden acabar con las puertas giratorias y los aforamientos. Eso ya lo pedimos nosotros. La reforma de la ley electoral, “una persona, un voto”, acabar con el maltrato animal… Todas estas políticas que han asumido otros como propias. Hasta 2008 que nació UPyD, nadie las defendía.

Rosa Díez, Fernando Savater y Arcadi Espada. ¿Qué te ha aportado cada uno de ellos?
Ilusión por la política, desde luego. Los tres. Sobre todo Fernando Savater, que sigue estando vinculado con UPyD. Ha sido el que ha sentado las bases ideológicas del partido. Y Rosa… Pues imagínate. La fuerza que tenía ella en el Congreso no la tiene nadie. Sin faltar el respeto a nadie, ha dicho las cosas muy claritas.

Ahora que has llegado casi a la cúspide del partido, ¿te ves en un futuro subiendo los pocos escalones que te quedan dentro del partido, o te ves desempeñando un cargo en instituciones, como puede ser concejal o diputado autonómico?
El tiempo dirá. Yo tengo ambición, pero no aspiraciones. No estoy en política porque quiera llegar a cobrar un sueldo. ¿Repetiré como candidato en Quart dentro de dos años? Supongo que sí. Podría decir la típica frase de “en la cola o en la cabeza, donde decidan los afiliados”.

Se os ha llamado en un reportaje “los últimos de UPyD”, se os ha comparado con los músicos del Titanic, que seguían tocando mientras la gente huía y todo se iba a pique. ¿UPyD ha tocado fondo?
Sí. Perdimos la representación en el Congreso de los Diputados, y eso fue un palo muy duro, desde luego. Pero seguimos teniendo concejales, seguimos teniendo a Maite Pagazartaundúa en el Parlamento Europeo haciendo una gran labor, y creo que ahora solo queda crecer. Además, estamos viendo que los partidos nuevos están generando desencanto entre sus propios afiliados. Esperamos poder recoger a toda esa gente que sigue teniendo ganas de cambiar las cosas. A ver si va todo bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario